El barco de Da Vinci

Proyectos ganadores
Resultados del concurso El barco de Da Vinci 

El Centro de Arte y Ciencia (CEAC), de la Facultad Regional Mar del Plata (UTN), felicita a Marina Dorato por haber obtenido el Primer Premio del Certamen, son su proyecto El Súper Explorador.

En segundo lugar lo obtuvo el proyecto Oxímoron ray de  Jose Maria Andrade Rion, siendo el tercer puesto para Elizabeth Menta con su proyecto La barca de Fi.

El jurado formado por Ángeles Janza, Mario Gemin y Alejandro Vaccari, felicitan y agradecen a todos los participantes que acercaron sus propuestas y diseños. Los proyectos son fundamentales para relevar el estado de la imaginería comunitaria al rededor de los barcos y el navegar. 

También, la Facultad Regional agradece especialmente a todas las empresas de la Industria Naval Marplatense, que sumaron fuerzas para producir este hermoso concurso: SPI Astilleros; Tecnopesca Argentina S.A.; INA INGENIERÍA S.R.L.; INPROPE S.A.; PM Refrigeración Industrial S.A.; Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A.; MARONTI S.A. Y a Museo MAR, Silice y Negra40

El Súper Explorador
Marina Dorato

El Super Explorador es un gran barco crucero, buque de carga de múltiples geografías en 4 grandes niveles, que invita a la exploración personal del sí mismo. El Super Explorador convoca a navegar a lo profundo de la conciencia, los sueños, el intelecto, el arte y la buena vida, desarrollando experiencias de contacto profundo con la naturaleza en sus multiples expresiones, de manera individual y de manera comunitaria. 

El barco zarpa de puertos profundos y viaja por altamar hasta llegar al aislamiento total del mundo conocido. Ahí los pasajeros comienzan la experiencia de explorarse a si mismos, experimentando los diferentes paisajes y aventuras que el Super Explorador ofrece. Se compone de cuatro grandes niveles, cada uno con sus biomas particulares, unidos por una gran montaña estructural. Cada nivel está rodeado perimetralmente por espejos que reejan la luz del sol hacia arriba a la base del nivel siguiente superior, que a su vez envía el sol a la supercie de cada nivel.

El primer nivel se compone de un gran desierto caluroso de día y fresco de noche, atravesado por un tren que llega a un pequeño poblado indígena rodeado de sierras y montañas de ora y fauna autóctona. En otro sector el nivel ofrece un campus universitario y un parque de diversiones para la alegría total.

El segundo nivel incluye una gran selva tropical con cascadas, ríos, lagos, poblados con huertas y modos de autosubsistencia y práctica de la pesca, la caza y experiencias de supervivencia.

También incluye un aeropuerto con naves esféricas para enviar de regreso a aquellos que deciden no terminar su experiencia exploradora y necesitan volver a su vida cotidiana en tierra continental.

El tercer nivel se compone mayormente de bosques y cordilleras, con altas montañas nevadas, centros de esquí, cuevas, cavernas lagos y glaciares. Incluye un gran laberinto de piedra como desafío para recorrer. En este nivel se encuentra una ciudadela con múltiples experiencias modernas de alta tecnología.

El cuarto nivel es un mar que incluye una isla montañosa con playas amables y lanchas amarillas dedicadas al ocio de la pesca, en la propuesta de adquirir toda la sabiduría de la vida en el mar, junto al navegante y el pescador.

Los 4 niveles están unidos por una gran montaña, con portales de traslado en la múltiple dimensión a otros lugares del barco. A la vez un sistema de grandes ascensores traslada a los exploradores a los distintos niveles.

El Super Explorador propone una experiencia de conocimiento del sí mismo, atravesando experiencias de vida necesarias para constituirse de manera íntegra en su desarrollo mental, emocional, físico y artístico. Incluye vivencias comunitarias en contacto con los demás viajantes y tiempos de soledad en retiro; vivencias a altas velocidades y otras de absoluta quietud y silencio. También propone experiencias en climas y condiciones extremas de frío calor, lluvias, nevadas, alta luminosidad, y experiencias en la oscuridad.

El Súper Explorador

Oxímoron ray
José María Andrade Rion

Esta embarcación llamada Oxímoron Ray está basada principalmente en la amigable mantarraya gigante. Siguiendo la figura retórica del oxímoron en el campo de la literatura, se podría decir que se trata de una clase de elasmobranquio cuyo desempeño combina dos acciones contrapuestas: la náutica y la aviación.

En su navegación a través del océano, la mantarraya se revela batiendo sus alas-aletas como un ave, incursionando en vuelos espontáneos sobre la superficie del mar (acrobacia que su capa misteriosa le permite emprender por lapsos breves).

El Oxímoron Ray, además de estar basado en este amable myliobatiforme en su forma principal, posee en su sistema de propulsión acuática una analogía con el modelo windsurf de playmobil, el cual tiene en el centro de su tabla una quilla principal que termina en un motorcito en forma de torpedo.

Este proyecto comenzó con unos separadores de botellas de tergopol, que dispuse a flotar en el agua, y, encastrando la tabla de windsurf en uno de ellos, se transformó en un quilla que le dio sentido a la embarcación prototípica. Luego llegó la mantarraya, para cerrar la idea de objeto concreto, tanto por sus formas orgánicas como por sus desempeños dentro y fuera del agua.

Este Oxímoron, además de su quilla central, cuenta con otra de menor envergadura en su cola, acompañada de una aleta para sumergirse, y dos quillas laterales para darle más estabilidad mientras navega sobre la superficie del océano, lo cual incrementa su performance de velocidad.

Por último, esta estructura cuenta con otro módulo, en el cual estarían los tripulantes y sus respectivas dependencias, funcionando también como cápsula salvavidas en caso de emergencia. Su estructura interna (al igual que las mantarrayas) permite el ingreso tanto de aire como de agua, dependiendo de si está sumergida o navegando elevada sobre la superficie del mar. Si bien esta nave podría deslizarse casi flotando sobre la superficie, no se podría descartar (debido a su forma aerodinámica) la idea de que vuele con los motores adecuados insertos en sus alas, los cuales podrían pivotar tanto para navegar sumergido como para elevarse por los aires. Esto se podría lograr eliminando las quillas principales o simplemente guardandolas en su interior como un tren de aterrizaje, elevando además una aleta vertical en su cola para darle dirección.

En cuanto a su módulo central de emergencia, este se podría desprender de su carcasa principal (nave-madre), como una concha marina expulsando su más preciado tesoro (perla), que serían sus tripulantes y sus respectivas cargas. Asimismo, dependiendo del campo y la actividad que desempeñe dentro del mismo, su textura exterior tendrá uso científico, militar o civil.

Siendo su carcaza transparente y cambiante según las horas, cielos del día o de la noche, los peces y mundos con que se encuentre o atraviese, su mapeo sensitivo decanta en una performance de camuflaje.

La barca de Fi – Embarcación Aureo Dinámica
Elizabeth Menta

Apoyos

MAR. Museo de Arte Contemporáneo.
SPI Astilleros.
Tecnopesca Argentina S.A.
INA INGENIERÍA S.R.L.
INPROPE S.A.
PM Refrigeración Industrial S.A.
Astillero Naval Federico Contessi y Cía S.A.
MARONTI S.A.
Banco Patagonia
Sílice.
Negra 40.